Romanos 16:16

​                                                             ¿Por qué se le llama Iglesia de Cristo?



La respuesta es simple. La Biblia nos enseña que la Iglesia pertenece a Cristo y por consiguiente debe de llevar su nombre por las siguientes razones:

1. Jesús fue el que la estableció (Mt. 16:18; Ef. 2:20) “Edificare Mi Iglesia”

2. Jesús la compro con su propia sangre (Hch. 20:28; 1 P. 1:18-20)

3. Jesús es la cabeza de la Iglesia que es su cuerpo (Col. 1:18; Ef. 1:22-23; Ef. 5:23)

4. Jesús es el salvador de esa Iglesia que es su cuerpo (Ef. 5:23)

5. Los apóstoles usaban este nombre para referirse a la Iglesia de Cristo y no otro nombre (Ro. 16:16) “Os saludan todas las Iglesias de Cristo”

El nombre de la Iglesia es importante y por esto se le llama “Iglesia de Cristo” porque este nombre muestra que la Iglesia pertenece a Cristo ya que ella es su cuerpo (Ef. 5:23) Ponerle otro nombre a la Iglesia es añadir algo que la Biblia no autorizah here.


                                                                                                    Nuestra Adoración

Adoramos a Dios como Su palabra lo enseña y no como nosotros queremos. Hoy en día existe un concepto erróneo en cuanto a como debemos de adorar a Dios, muchos dicen, “No importa como adores a Dios todo y cuando lo hagamos sinceramente” este es un concepto erróneo ya que la palabra de Dios nos enseña que debemos de adorar a Dios en espíritu y en verdad (Jn. 4:23-24) y Jesús dice, “Es necesario que le adoren” y no dice, “Adórenle como ustedes quieran” Tratamos de alejarnos de cualquier practica que no sea autorizada por el Nuevo Testamento (Col. 3:17) Sabemos que existe el peligro de adorar a Dios en vano (Mt. 15:7-9) y por esto nos esforzamos en adorar a Dios conforme a su palabra y no conforme a las doctrinas de hombres (Mt. 15:9)

Cuando usted nos visita, usted se dará cuenta que adoramos a Dios de acuerdo a Su palabra. ¿Cuáles son los actos de adoración que llevamos acabo cada vez que nos reunimos?

Cantamos a Dios (Ef. 5:19; Col 3:16; 1 Co. 14:15)
Oramos a Dios (1 Ti. 2:8; 1 Ts. 5:17; Mt. 6:5-15)
Predicamos Su palabra (2 Ti. 4:2; 1 P. 4:11)
Participamos de la Santa Cena cada primer día de la semana (Domingo) (Hch. 20:7; 1 Co. 11:23-26)
Ofrendamos cada primer día de la semana (1 Co. 16:1-2; 2 Co. 8-9) Conforme hallamos prosperado.

 Las predicaciones son basadas en las Escrituras y contienen aplicaciones practicas para nuestro diario vivir. Tratamos de predicar conforme a lo que esta escrito y nos alejamos de nuestras opiniones y sugerencias, y enfatizamos lo que Dios dice y no lo que el hombre dice. La Palabra de Dios dice que si hablamos, debemos de hablar conforme a Su palabra (1 P. 4:11) Por esta razón tratamos de proveer Libro, Capitulo y Versículoen cada lección que se predica o se enseña; manteniendo todos los pasajes dentro de su contexto para evitar interpretar la Biblia incorrectamente (2 Ti. 2:15) Haciendo esto estaremos siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia (1 P. 3:15) Y las personas que nos escuchen podrán acudir a la Biblia para ver si lo que sé esta diciendo es así (Hch. 17:11; 1 Ts. 5:21)

Cuándo cantamos a Dios no hacemos uso de los instrumentos musicales ya que tales no son autorizados en el Nuevo Testamento, ¿por qué? Porque no hay Escritura o ejemplo de los Cristianos del primer siglo que apoye esta practicay si la Biblia no los autoriza, entonces no tenemosderecho de añadirlos a los servicios de adoración. Recuerde que tenemos una responsabilidad de adorar a Dios aceptablemente y de acuerdo a lo que Él nos ha enseñado y no de acuerdo a como yo o alguien mas desee hacerlo. La cuestión de “Yo siento” “Yo creo” o “A mí me gusta hacerlo así” no cuenta en la Biblia, sino más bien, Qué dice Dios Y Cómo desea El que le adoremos. Varios personajes en la Biblia sufrieron graves consecuencias cuando no siguieron las instrucciones y trataron de agradar a Dios conforme a su pensamiento y no conforme a los mandamientos de Dios (Lv. 10:1-3; 1 Cron.13:9-10) ¡Adoremos a Dios como Él nos dice y no como nosotros lo sintamos!





Iglesia de Cristo en Pine Tree